La sequía en Irak saca a la luz un antiguo palacio mesopotámico

Las aguas de la presa de Mosul guardaban un secreto en su interior. La ausencia de lluvias en los últimos meses en el sur de Irak ha hecho descender el nivel de las aguas hasta el punto de poner al descubierto los restos de un antiguo palacio mesopotámico, perteneciente al reino de los Mitanni. Un equipo de la Universidad de Tubinga, Alemania, detectó la presencia de las ruinas de Kemune en 2010, en una primera bajada de las aguas, pero solo ahora el nivel ha descendido tanto como para permitir las excavaciones.

Según el equipo germano-kurdo que ha liderado las excavaciones, el palacio tiene unos 3400 años de antigüedad y estuvo ocupado durante al menos 400 años en un lugar clave de la geografía para las civilizaciones que habitaron en Oriente Próximo durante la Edad de Bronce entre los siglos XV y XIV a. C. “El hallazgo es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes en la región en las ultimas décadas”, asegura el arqueólogo kurdo Hasan Ahmed Qasim. El lugar alberga los restos de un edificio cuidadosamente diseñado con muros de ladrillo en su interior de hasta dos metros de grosor y dos metros de alto.

“También hemos encontrado los restos de pinturas murales en tonos brillantes de rojo y azul”, asegura la investigadora alemana Ivana Puljiz. “E el segundo milenio antes de nuestra era, los murales eran probablemente una característica típica de los palacios del antiguo Oriente Medio, pero raramente los encontramos bien conservados. Así pues, descubrir las pinturas en Kemune es una ‘sensación arqueológica”. En algunos lugares, las paredes del palacio conservan una altura de hasta siete metros y muestran dos niveles claros de uso, lo que demuestra que el edificio fue usado durante mucho tiempo. Dentro del palacio los investigadores han identificado varias habitaciones y han excavado parcialmente ocho de ellas.

En el lugar se han hallado diez tabletas talladas con escritura cuneiforme que aportarán datos muy interesantes

El hallazgo más prometedor, quizá, son las diez tabletas talladas con escritura cuneiforme que han sido halladas entre los restos y que ahora serán cuidadosamente estudiadas por la filóloga Betina Faist, de la Universidad de Heidelberg. Una de las tablas indica que Kemune era probablemente la antigua ciudad de Zakhiku, que se menciona en otros textos del 1800 a.C. lo que podría indicar que el palacio estuvo activo durante al menos cuatro siglos. Todo lo que se conozca ahora a partir de las tablas y de los restos del palacio aportará información muy valiosa sobre el imperio Mittani, del que aún se saben muy pocas cosas. “Es uno de los imperios menos investigados del antiguo Oriente Medio”, asegura Puljiz. Incluso la capital del imperio Mittani aún no ha sido identificada. El descubrimiento del palacio Mittani en Kemune es por eso de una gran importancia arqueológica”.

Una imagen de las excavaciones

Más información y fotografías: Archaeologists uncover palace of the Mittani Empire in the Duhok province of the Kurdistan Region/ Iraq (Universidad de Tubinga)

from Vozpópuli – Next https://ift.tt/2KPEWw8

Deja un comentario